Eugénie en su palacio de Compiègne - Francia

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Eugénie en su palacio de Compiègne - Francia

Mensaje  Christine de France el Mar Sep 10, 2013 11:46 pm

HILOS RELACIONADOS:

Belmonte y Eugenia de Montijo
-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
No se puede hablar del castillo de Compiègne sin hablar de la emperatriz Eugénie :
Para los que desean información y fotos sobre el palacio mismo, ver este enlace :

http://www.musee-chateau-compiegne.fr/homes/home_id24350_u1l2.htm

LAS SERIES DE COMPIEGNE :

Bajo el Segundo Imperio, el castillo de Compiègne va a hacerse un lugar de veraneo privilegiado para la Corte imperial. Es en 1856 que comienza lo que se llamará más tarde " las Series de Compiègne ".
En lo sucesivo, salvo en 1860 y 1867, la Corte vendrá para pasar de 3 a 6 semanas en Compiègne. Los invitados de los soberanos son convidados por "series".
Cada serie dura una semana y incluye una centena de invitados que son alojados en el castillo.

Esencialmente son príncipes, embajadores, ministros, altos funcionarios y personalidades que pertenecen al círculo acostumbrado de Napoléon III y Eugénie. Son también invitadas personalidades del mundo literario, artístico y científico. Vendran así a las series artistas como Delacroix, Gustave Doré o Winterhalter, escritores como Alexandre Dumas hijo, Gustave Flaubert o Théophile Gautier, músicos como Gounod o Verdi, científicos como Pasteur , arquitectos como Charles Garnier (el de la Opera de Paris). Prosper Mérimée y Viollet-le-Duc son dos acostumbrados de las series. Estas estancias de Compiègne obedecen a un tipo de ritual inmutable, pero la etiqueta allí era menos rígida que en el palacio de las Tuileries o en Saint-Cloud

Numerosos soberanos extranjeros fueron recibidos en Compiègne, tal Carlos Quinto en 1539, pero es sobre todo bajo el Segundo Imperio, con ocasión de las Series, que la inmensa mayoría de los monarcas europeos fueron invitados a eso, así el rey de Piamonte Victor-Emmanuel en 1855, el rey de Prusia Guillaume Ier y el rey de Países Bajos en 1861, el rey de Belgica Léopold Ier en 1863, el rey Luis II de Baviera, el rey de Portugal y el emperador de Austria François- Joseph en 1867.









Por eso, hay un Museo del Segundo Imperio y un Museo de la Emperatriz además de los apartamentos reales y imperiales.

EUGENIE Y NAPOLEON III :

El primer contacto del futuro Emperador con el castillo se hizo el 25/02/1849 cuando el Príncipe-presidente (apodo dado a Napoléon III elegido primero presidente de la 2a república francesa), inaugura una línea de ferrocarril y visita rápidamente el palacio.

Louis-Napoléon dejó a Compiègne en Presidente de la República. Volverá allá en Emperador del 18 al 28 de diciembre 1852. Hay alrededor de él 101 invitados recibidos por su prima, la princesa Matilde.
Entre los invitados figura Mademoiselle de Montijo, condesa de Teba, venida en compañía de su madre. Todos los invitados se darán cuenta de las atenciones por parte del Emperador. En el momento de la caza a tiro del 21, el Emperador le ofrece dos fusiles a un golpe. El 22 de diciembre, asiste en el camerino imperial a la representación teatral. Desde octubre, cada uno sabe que el Príncipe-presidente está enamorado de Mademoiselle de Montijo.





Un episodio significativo el del " trébol de Compiègne ": Mademoiselle de Montijo se había maravillado en el momento de un paseo en el parque del efecto producido por las gotas de rocío sobre un trébol. Recibía al día siguiente del Príncipe-presidente  un broche de esmeraldas y de diamantes. Es el broche que se ve particularmente sobre los retratos oficiales de Winterhalter.





En 1853 la pareja imperial vino a Compiègne del 12 al 27 de octubre. La estancia le gusta mucho a Eugénie. Le escribe a su hermana Paca (duquesa de Albe), poco antes la vuelta en París: " dejo a Compiègne, lo que me hace mucho pena porque nos divertimos bien ".

A menudo se baila al sonido de un piano mecánico cuya manivela es girada por jóvenes ayudantes de campo. Hacia las diez  de la noche, el Emperador sale de su gabinete de trabajo y viene para agregarse a los grupos. No es raro que se ponga a la cabeza de entretenimientos y que él mismo lleve "a la panadera " o " el carillón de Dunkerque " cuya farándula se celebra a través de los apartamentos. Hacia medianoche después de que se hubiera servido el té, los soberanos se retiran y los invitados vuelven a sus apartamentos.

Entre las ceremonias rituales de Compiègne figuraba la fiesta de la Emperatriz. La santa Eugenia era el 15 de noviembre. La noche anterior, cada invitado ofrecía su ramo (Flaubert invitado en 1868 pidío que se le hiciera  venir de París a toda prisa " camelias blancas todo lo más bello, archichic "). Unos fuegos artificiales eran tirados en el parque. El 15 los órganos constitucionales de Compiègne y de la región venían para presentar sus cumplimientos y había  revista de las tropas en guarnición a Compiègne.





VUELTA EN EL PASADO MUCHO TIEMPO DESPUÉS LA SISEA DEL SEGUNDO IMPERIO

El 7 de agosto de 1910, hay entre los visitadores del castillo una dama muy vieja vestida de negro y la cara velada de un crespón. Dos señores y otra dama la acompañan. Ellos todos siguen en silencio al guía a través de los cuartos. Llegada al antigua cámara del Príncipe Impérial - el salón de las Flores - la vieja dama vacila y pide para sentarse; su velo entonces es levantado por su compañera y el guía reconoce a la Emperatriz Eugénie.
Pide el permiso quedarse sólo un momento en la cámara de su hijo. Todo el mundo se retira. Diez minutos más tarde, la Emperatriz reaparecía.
La Emperatriz había venido por última vez a Compiègne en 1868. 42 años más tarde, volvía en esos lugares. Sin duda había pensado, en estos minutos de recogimiento a las horas brillantes de Compiègne, en este marco donde había sido tan feliz, pero también en la desaparición de su hijo al que el destino había atropellado a los veintitres años en tierra extranjera. Este niño que había sido, aquí, alegre y despreocupado y al que había considerado destinado reinar sobre Francia.




avatar
Christine de France

Mensajes : 1529
Fecha de inscripción : 30/08/2012
Localización : Ciudad natal de Daguerre

Volver arriba Ir abajo

Re: Eugénie en su palacio de Compiègne - Francia

Mensaje  Lady Áyden Norwich el Miér Sep 11, 2013 8:55 am

Siempre me ha parecido que la emperatriz tenía una mirada un poco triste... Será por las cejas tan caídas que tenía. Recomiendo una película, "Eugenia de Montijo" que, aunque es antigua (1944) se cuenta la vida de esta dama hasta que se casa con Napoleón III. También en "Violetas imperiales" (1952) aparece su historia.

¿Se puede visitar el castillo? Francia tiene unos ambientes perfectos para ir de crinolina.
avatar
Lady Áyden Norwich
Admin

Mensajes : 3451
Fecha de inscripción : 26/02/2010
Localización : Cruzando océanos de tiempo

Volver arriba Ir abajo

Re: Eugénie en su palacio de Compiègne - Francia

Mensaje  Christine de France el Miér Sep 11, 2013 9:42 am

No le veo una mirada triste sino un rostro y una expresión dulce y serena.

Claro que se visita ese castillo, puse las fotos de la salida en crinolina el primer de setiembre en el castillo de Compiègne en las Propuestas de Encuentros y reuniones:D 

Pues tiene que ser interesante esa película sobre su vida antes de conocer a Napoléon III.
avatar
Christine de France

Mensajes : 1529
Fecha de inscripción : 30/08/2012
Localización : Ciudad natal de Daguerre

Volver arriba Ir abajo

Re: Eugénie en su palacio de Compiègne - Francia

Mensaje  Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.